Archivo de la categoría: destilados

Cómo preparar el ‘gin-tonic’ perfecto

Las modas lo cambian todo, lo que antes era una bebida de señores mayores que se bebía en bares de abuelos con un ambiente un tanto decadente, hoy es la bebida de moda entre la gente joven. Incluso los gustos han cambiado y abandonamos el dulzor del ron para pasarnos a una bebida amarga y fuerte.
Todo el mercado se ha visto revolucionado por esta nueva moda y cuando antes los bares contaban con sólo dos o tres marcas (Larios, MG, Beefeater o Bombay), hoy podemos elegir entre una tremenda variedad de ginebras premium, tónicas de todos los sabores y colores y un sinfin de aderezos.
Sin embargo, un buen gin-tonic se puede hacer sencillamente con hielo, ginebra, tónica, un cítrico y un buen recipiente. Aquí te explicamos los pasos a seguir, según nuestro coctelero y chef Giuseppe Paduano:

1. Elegir un buen vaso: lo ideal es usar una copa de balón o, en su defecto, un vaso ancho, del tipo que se usan para sidra, por su gran capacidad (60 o 70 cl), boca ancha (para percibir aromas y sabores) y nos permite coger la copa sin calentar la bebida.

2. Elegir un buen hielo: tiene que cumplir tres características básicas: ser grande, gordo y duro. El objetivo del hielo es que enfríe la copa lo suficientemente rápido para que la bebamos sin estar aguada. Por ello, los hielos tienen que ser grandes y gruesos, para evitar que se deshagan con rapidez. Lo mejor es usar hielo industrial, de los que venden en gasolineras, supermercados o tiendas de conveniencia, por su capacidad para aguantar mucho tiempo sin fundirse.

3. Servir el hielo: debemos poner suficiente hielo para que la copa esté fría, con 3 ó 4 piezas de hielo es más que suficiente. Después es importante colarlo para que no quede nada de agua en el fondo. Aquí os dejamos un kit perfecto para ser un maestro coctelero.

4. Elegir una ginebra: dicen que en la variedad está el gusto, pero en este caso puede que nos atasquemos, sobre todo si no somos grandes especialistas en la materia.

Una ginebra no deja de ser un vodka aromatizado, y es que tanto la ginebra como el vodka tienen el mismo origen: un alcohol neutro que sólo sabe a alcohol. La gran diferencia es que la ginebra está aromatizada con enebro y otros aromas añadidos. Y esto último es lo que diferencia una ginebra de otra: la receta de ingredientes aromáticos escogidos.

Aquí os dejamos una clasificación del tipo de ginebras:

  1. De corte clásico – donde abunda el enebro: Plymouth, Tanqueray
  2. Cítricas: Tanqueray Ten, Seagramms
  3. Especiadas: Citadelle, Brecon
  4. Herbales: Gin Mare, Mombasa
  5. Afrutadas o florales: G’Vine Floraisson.

“Pero, si realmente quieres probar algo especial y diferente, Giuseppe te recomeinda la Ginebra Platinum London Dry Gin Premium. Elaborado a través de elegidos alcoholes de grano y 13 botánicos y con una mezcla de botánicos como: enebro, Angélica de Sajonia y Bélgica, almendra amarga, coriandro de Marruecos y Bulgaria, corteza de Casia, raíz de lirio, jengibre, regaliz, piel de naranja, limón y pomelo y copos de plata.

5. Servir la ginebra: en España solemos doblar o triplicar la cantidad de ginebra recomendada, lo que hace que el cóctel sea demasiado fuerte. El gin-tonic perfecto tiene entre un chupito y un chupito y medio por cada botellín de 20cl de tónica.

6. Elegir una tónica: el mundo de las tónicas, explica Giuseppe, ha caminado paralelo al de la ginebra: “sin embargo, no tiene mucho sentido usar tónicas demasiado aromatizadas, que van a tapar el sabor del gin-tonic”.

7. Servir la tónica: lo fundamental es que la tónica tiene que estar fría y debe servirse con cuidado, para lo cual es ideal  la cuchara mezcladora, para evitar que se pierda tanto gas como si la tiráramos directamente y, sobre todo, para que se mezcle bien.

8. Aromatizar: Giuseppe recomienda aromatizar los gin-tonic con mucha suavidad, añadiendo muy poca cantidad de extras, y evitando siempre que nos encontremos tropezones a la hora de beber. Pero en el caso de que os apetezcan ginebras con un extra de aromatización podéis usar botánicos para gin&tonic con un toque especial.

9. Beber. incluso para beberlos hay que seguir unas normas. La primera y fundamental: se tiene que beber relativamente rápido para que no de tiempo a que el hielo se funda y acabemos bebiendo agua.