Archivo de la categoría: Accesorios de vino

Conoce Marqués de Velilla ubicada en el Corazón histórico de la Ribera del Duero.

 

La bodega Marqués de Velilla se asienta sobre tierras recias y fuertes cercanas al río Duero, que junto al clima, a veces extremo, producen unos vinos rotundos y complejos, con carácter y personalidad inconfundibles.

De entre las viñas, pinos, encinas y enebros del terreno, sobresale majestuoso el viejo Doncel de Mataperras, un centenario pino que ha sobrevivido a siglos de historia, convertido ahora en símbolo de nuestra bodega.

Terruño con identidad propia

Su filosofía de viticultura se basa en el respeto a la identidad y personalidad de los suelos y en el uso de productos respetuosos con la tierra, reconocidos y aprobados en la cultura biológica.

El proceso de elaboración

 

Selección de la Uva

Las  vendimias son manuales, y el momento de acometerlas se decide tras un estudio tanto analítico como gustativo, aunque en realidad el estudio analítico sólo ayuda a confirmar intuiciones tras las catas.

En cada subparcela buscamos el tipo de madurez de la fruta más adecuada en función de lo que queremos obtener de ese viñedo.

Después de la selección de la uva en la mesa comienza la elaboración, en la que los vinos son tratados según el potencial y la evolución que revelan durante todo el proceso.

seleccion-de-la-uv

Nave de elaboración

Tratamos de combinar la sabiduría de los métodos tradicionales y la efectividad de las herramientas de la enología moderna para, en función del tipo de vino que buscamos en cada subparcela, desarrollar también un proceso de elaboración diferente. Así, dependiendo de la añada y del tipo de vino a obtener, modificamos la elaboración para buscar la selección más adecuada.

Las fermentaciones son clásicas, pero con maceraciones más cortas o largas dependiendo del tipo de vino buscado, igual que hacemos con la temperatura, pudiendo combinar fermentación en frío o a altas temperaturas en función del vino que esperamos obtener.

Bodega de Crianza

Una vez completado el proceso de fermentación, escogemos el tipo de barrica más adecuado en función de las características de cada depósito y del envejecimiento que queremos, para llevar el vino a bodega.

Las catas y estudios analíticos nos orientan sobre la necesidad de trasiego y si éste debe realizarse con aireación. Lo pasamos a barrica para envejecimiento y volvemos a hacer cata y análisis.

El vino destinado a nuestra marca “Doncel de Mataperras” sale de barrica y va a depósitos de madera. La crianza y la barrica los llevamos a depósitos de acero inoxidable y hacemos las últimas comprobaciones antes de practicar la mezcla adecuada que nos dará el producto final. No todos los años utilizamos el mismo tipo de barricas ni recurrimos al mismo tonelero.

bodegas

 

Laboratorio

El  trabajo de laboratorio  continuo, con un seguimiento permanente tanto del  viñedo como el proceso de producción.

Observar el viñedo, permanecer a su lado  continuamente, para entender cómo reacciona y ayudarlo a corregir imperfecciones.

                                                                          embalaje

Etiquetado y Embalaje

El etiquetado y embalaje son los últimos pasos de nuestro proceso productivo, y constituyen el procedimiento más industrial de nuestra bodega.

Una vez etiquetadas, las botellas son embaladas en cajas de diferentes formatos, que son paletizadas para su almacenamiento.

Desde ahí pasarán a nuestro sistema de distribución para llegar a tiendas y restaurantes, a la espera de que nuestros clientes los disfruten.

En vinopremier puedes encontrar los siguientes productos.

El tapón, un pequeño elemento de enorme importancia en un gran vino (3 de 3)

En el caso de los vinos espumosos, como el tapón tiene que soportar una alta presión, el diámetro puede ser de hasta 31 mm. El tapón de champagne o Cava tiene forma de seta con un cuerpo cónico inferior y un cuerpo ovoide superior. Una vez puesto en la botella, puede tener un tiempo de vida de 25 años. Seguir leyendo El tapón, un pequeño elemento de enorme importancia en un gran vino (3 de 3)

LOS MEJORES REGALOS PARA LOS AMANTES DEL VINO

El vino está más presente en un momento como la aún reciente Navidad que en otros momentos del año. Se bebe y se regala, es parte de muchas cestas y regalo al que se recurre con cierta frecuencia. Pero hay muchos más momentos en realidad para hacer del vino un regalo muy especial. Os damos algunas ideas:

  • ¡Ir a lo seguro!. En ocasiones puede ser lo mejor. Si sabemos que una persona es un amante de un tipo de vino, que es su vino favorito, siempre es buena idea ofrecer una botella de esa marca. ¡Sabremos que el regalo será poco original, sí, pero sin duda bienvenido!
  • Pensar en añadas, los vinos son fruto de una cosecha, de un año que queda registrado en su etiqueta. Son muchas las cosas que pasan en un año. Nuestra vida, metafóricamente, está repleta de cosechas. Regalar un vino de 2009 a una pareja que ha tenido un bebé en esa fecha es algo muy especial. Lo mismo se puede pensar de muchas otras fechas.
  • Una botella para introducir otro regalo, una botella de vino es el mejor embajador para algún otro regalo. Si por ejemplo se quiere regalar un curso de cata, o si se quiere regalar una visita a bodega o un viaje de enoturismo.
  • Elige un vino distinto para gente curiosa, ¿sabes lo que es el vino de hielo? ¿ó un vino de gel? ¿O un vino Tokay? Hay vinos que se alejan mucho de la imagen tradicional de los vinos clásicos de regalo aburrido y que permiten que un regalo de vino resulte muy original.
  • La gastronomía y el vino, una pareja inseparable. ¡Un regalo acertado!. Si se lleva un vino para regalar para una comida o cena es siempre bueno pensar en qué se va a cenar o comer. En las tiendas especializadas nos pueden aconsejar sobre los mejores vinos para maridar con comidas tan poco típicas para el vino como un plato mexicano, por ejemplo. También es una buena idea regalar una experiencia enogastronómica bien sea en un restaurante, bodega, etc.

¿Ya tienes el vino y te falta ese complemento para darlo todo? aquí te mostramos algunas ideas. Regalos y accesorios para regalar a cualquier amante del vino que puedes encontrar tanto en nuestra página web Vinopremier.com como en nuestras vinotecas de Madrid:

  • Sacacorchos y cortacápsulas. Este accesorio puede parecer muy obvio, pero es importante aclarar que muchas veces no contamos con el abridor apropiado para abrir correctamente la botella de vino o que nos tenemos que complicar mucho para quitar su cápsula con estilo.
  • Aireadores de vino. Este accesorio está dirigido especialmente a los verdaderos apasionados del vino que quieren que cada copa sea un auténtico placer para el paladar. Con los aireadores conseguimos “filtrar” el vino para ayudarle a respirar mejor, lo que le ayuda a mejorar el aroma y el sabor.
  • Decantadores de vino. Este accesorio es perfecto para los vinos reserva o crianza, y ayuda a evitar que los posos que se depositan con el transcurso del tiempo oscurezcan la claridad y la brillantez del vino.
  • Copas de vino. La copa seleccionada para beber el vino es igual de importante que otros factores como su conservación o como la calidad del vino en sí mismo. Por ello es un buen regalo para los padres ofrecerles unas buenas copas de vino que les ayuden a degustarlo con plena confianza.
  • Bomba de vacío. Es un accesorio imprescindible para cualquier amante del vino. A veces abrimos botellas de vino que no terminamos de beberlas y para eso éste accesorio resulta realmente práctico. Las hay manuales o eléctricas, a preferencia del consumidor.
  • Vinotecas o enfriadores. Para servir el vino a la temperatura correcta. Pues una temperatura demasiado alta o baja puede desvirtuarnos la percepción del vino.

Esperamos que estas ideas sirvan de inspiración para convertir un regalo, a veces sólo recurrido, en algo más especial y que transmita emociones.

¡Salud a tod@s!

¿POR QUÉ AIREAR, OXIGENAR o DECANTAR UN VINO?

Algunos vinos necesitan que entre la apertura de la botella y su momento de consumo, transcurra algún tiempo. Se trata de vinos de guarda en los que su larga permanencia en botella origina que en el momento del descorche nos produzcan la sensación de “cerrados”, con escasos aromas, que hay que “abrir”.

Seguro que muchos de vosotros habréis escuchado a alguien decir que para disfrutar de un buen vino primero hay que dejarlo “airear u oxigenar” y seguro que muchos decantáis el vino o lo removéis en la copa antes de beberlo. Seguro también que notáis la diferencia entre hacerlo o no, pero…¿Conocéis realmente los porqués de esta acción?

Para oxigenar el vino, en principio, hay veces que bastará con descorchar la botella con suficiente antelación, pero si esto no ha podido preverse, se deberán de utilizar algunos instrumentos que aceleren el proceso de oxigenación del vino. A veces sucede que no se sabe si debe airearse hasta que se prueba el vino.

Cuando el vino es sometido a un largo tiempo en botella después de su crianza, el contacto con el aire es prácticamente inexistente debido a que el vidrio impide el intercambio gaseoso. Por este motivo, el vino se encuentra en un ambiente reductor en el cual los aromas se “cierran”. Al abrir la botella y entrar nuevamente en contacto con el aire, el vino se “abre” y volvemos a disfrutar de su bouquet, conjunto de aromas de un vino de crianza. En este caso, el vino tiene que pasar de la botella a un decantador.

Wein dekantieren
Decantador

Pero también existen otras situaciones y hay que saber cuándo y con qué tipo de vino debe utilizarse y tener muy claro que no se utiliza para darle espectáculo al servicio del vino, ya que un uso inadecuado del mismo puede ocasionar que se pierdan ciertas cualidades del vino y hasta podemos estropearlo.

Habrá tres situaciones diferentes en las que utilizaremos el decantador: para jarrear, airear o decantar el vino. Ahora bien, es importante saber que si la acción de estas tres situaciones es la misma, pasar el vino de la botella al decantador, la finalidad es totalmente diferente.

Cuando jarreamos lo que hacemos es oxigenar el vino más rápido, es decir, queremos “abrir” el vino debido a que la intensidad aromática es escasa. En la mayoría de los casos se hace con algunos vinos jóvenes donde se realiza el jarreo con el fin de suavizarlos y despertar aromas.

Cuando aireamos lo que intentamos es sacarle al vino esos aromas poco agradables llamados de reducción como el cuero, la col hervida y/o aromas a cerrado. Normalmente los vinos  en los cuales se hace esta operación son aquellos que han permanecido un largo tiempo de crianza en botella y es importante que vertamos ese vino en el decantador más lentamente que como se hace en el jarreado para no perdernos otros aromas o correr el riesgo de oxidarlo. Una curiosidad es que los griegos y romanos ya conocían esta práctica, que era realizada en ánforas de barro; hoy en día, para esto utilizamos decantadores.

Cuando decantamos lo que queremos lograr es separar los sedimentos del vino o posos de la parte líquida. Esta operación debe ser muy cuidadosa y debe hacerse de manera muy suave y lenta, y normalmente, se realiza sobre aquellos vinos viejos con larga estancia en botella y en aquellos vinos cuya clarificación y filtración no se ha hecho o ha sido escasa.

Si el vino está poco reducido antes de su consumo, podemos lograr una aireación moviendo el vino en la copa para que entre aire. Repitiendo la acción hasta que se logra el efecto deseado. Este proceso es interesante y atractivo para el paladar experimentado, ya que permite sentir la evolución de los aromas.

vinturi
Aireador con peana
aireadordevino1
Oxigenador

Pero si lo que quieres es evitar el decantador para oxigenar el vino, existen en el mercado los denominados aireadores u oxigenador, un objeto similar a un embudo que se coloca en la boca de la botella, a veces éste embudo suele ir con peana, con éste método no tendrás que esperar a que el vino esté decantado para poder servirlo, con este sistema podrás airear la botella entera y así poder disfrutar del vino en segundos y no tener que esperar a los interminables minutos de la decantación.

¡Esperamos que os haya servido de ayuda!

¡Salud a tod@s!