Lo Divertido de ser Diferente

Vinos Divertidos es un ambicioso proyecto lleno de increíbles historias con una filosofía divertida y desenfadada bañada con variedades de uvas autóctonas españolas. La bodega está situada en Lagüarres, Huesca, a 700 metros de altura, en el Pirineo oscense, una zona de duendes, dragones y uvas graciosas. La zona posee un clima continental extremo que ayuda a crear un producto de gran calidad.  En invierno nieva y la temperatura llega hasta los -10ºC y en verano la temperatura llega hasta los 40ºC.

El que habla de la innovación como algo arriesgado y aburrido es porque no conoce el Cojón de Gato tinto… si, como lo oyes, una apasionante uva que deberías probar en uno de nuestros vinos  si estás triste o de bajón (si no es así tienes terminantemente prohibido probarla, en serio, puede darte un brote de diversión acojonante…)

Aquí te dejamos una lista con alguno de nuestros vinos, pero antes… recuerda estas palabras: “Ja Ja Ja Ja”teta de vaca

TETA DE VACA

Es una uva de mesa española de granos gruesos y largos en peligro de extinción. En nariz presenta aromas típicos de la prensa, de los granos y el raspón. Tonos herbáceos. En boca tiene una entrada suave y singular con cierta sequedad a mitad de la lengua propio de las maceraciones.

cojon de gatoCOJÓN DE GATO TINTO

Elaborado con Merlot, Syrah y Cojón de Gato. Se vendimia cada uva en su momento óptimo, se maceraron las uvas a 8º C y la fermentación se ha realizado a 16ºC, para resaltar el carácter de la Denominación de Origen. Recibe la lengua un fresco emboque, que recuerda las frutas de la algaida, y en nariz un entramado de aromas que en su antesala reflejan notas de flores azules.

LA MOTITOla motito

Elaborado con 80% Garnacha de viñas centenarias  y 20% de Tempranillo con un corto paso de 2 meses por barricas. Sabor a fruta roja con fondo tostado, tanino dulce y mineral y largo retro-gusto. Un vino desenfadado de excelente relación.

COJÓN DE GATO GEWURZTRAMINERcojon de gato gertwurtzimer

Elaborado con uvas Gewürztraminer y ChardonnayTiene un color amarillo, intenso y brillante. Desprende aromas florales y de frutas tropicales y tiene un sabroso sabor a fruta tropical ligeramente amargoso.

 

La Historia del Náufrago Crusoe Treasure

Imagínate que eres un náufrago en una pequeña isla cercana a la Bahía de Plentzia, solo te queda una opción de supervivencia y es  introducir un mensaje en una botella de vidrio y esperar a que alguien te rescate, o bien, que algún día pueda conocer la historia de tu vida para ser así recordado hasta el fin de los tiempos. En dicho mensaje incluyes tu nombre, tu lugar de origen y sobre todo, tu esencia, es decir, lo que te hace ser especial y diferente con respecto al resto. Llegado el momento introduces tu vida en la botella y la lanzas con todas tus fuerzas al mar, sabiendo que en sus aguas tanto el espacio como el tiempo son algo líquido que condicionará tu futuro. De forma increíble, la botella, una vez cae en el agua se hunde desvaneciéndose así toda esperanza futura…

Tras casi un año envejeciendo en la isla, cuando ya se te han agotado la mayor parte de las reservas de comida y agua ocurre lo impensable…Una botella llega a la isla, pero lo realmente alucinante es que esa botella no solo tiene el mismo color y la misma forma, sino que un mensaje impreso en ella bajo el nombre de Crusoe Treasure hacen que te replantees de forma diferente el cómo vivirás las pocas semanas de vida que te quedan.

Quizás fue esa la botella que un día lanzaste y que misteriosamente ha regresado rellenada con un vino de leyenda que ha surcado el fondo de los océanos durante todo un año para poder así contarte sus historias y hacer del resto de tus días un momento único e incomparable que sin duda, habrá valido la pena vivir.

Esta es la historia del náufrago Crusoe Treasure, el mensaje de la botella que misteriosamente se convirtió en un vino con personalidad incomparable.

Atesorados en el fondo del mar

Los fondos marinos de la Bahía de Plentzia, a tan sólo media hora de Bilbao, esconden la primera bodega submarina del mundo que cuenta con registro sanitario y con concesión de fondo marino legal, unas instalaciones en las que se crían vinos singulares y un “paraíso” para la fauna cantábrica.

El mar, gracias a un proceso de atesoramiento en una bodega bajo sus aguas permite saborear el mar Cantábrico a los paladares más exquisitos.

bajoelagua.jpg

CRUSOE TREASURE CLASSIC

Un vino tinto para paladares exigentes que disfrutan descubriendo vinos complejos, elegantes, maduros y a la vez muy suaves y amables en boca.crusoe_treasure

Este increíble y exclusivo vino procede de viñedos seleccionados que tras su paso por barrica se embotella terminando su proceso
atesorado de un 
a
ño bajo las instalaciones submarinas de Crusoe Treasure.

En fase visual un rojo cereza de intensidad media ilumina su grandeza, que unida a su aroma de fruta roja potente y a su elegante nariz de frutos secos ganados a través de su crianza en barrica hacen de este vino una experiencia marítima inigualable.

Boca potente, elegante y sedosa con buen equilibro, acidez pulida y taninos sabrosos y dulces con una perfecta fusión de uva y madera fruto del atesoramiento submarino.

 

CRUSOE TREASURE PASSION

Para paladares curiosos que se sorprenden ante un vino fresco, afrutado y energético, muy atrevido y juvenil en aromas,  tras el que se esconde una poderosa estructura en boca.

En fase visbf53a2149c648d103174abfcbbccf50cual un rojo cardenalicio de intensidad alta con ribete rojo cereza te hará partícipe de una verdadera obra maestra.

En nariz es muy limpio y abierto  con alta intensidad.Fruta fresca en primera olfacción junto con aromas de chocolatina.Resalta la fruta roja madura por encima de la madera. Al final deja recuerdo de algas frescas y hojarasca, algo particularmente impresionante si nunca antes has probado un vino proveniente del fondo del mar.

Boca muy amplia con entrada muy amable y dulce con un paladar medio marcado por su frescura y un final de vainilla, frutos secos y recuerdos minerales.

Oscar Navarro Balbás, : “No voy a decir que no creo en Gurús, pero considero que estas condecoraciones no definen la calidad de un vino”

Oscar Navarro Balbás; enólogo y director técnico de Bodegas Nabal en Ribera del Duero y Bodegas Lerma en la Denominación de Origen Arlanza:

“No voy a decir que no creo en Gurús, pero considero que estas condecoraciones no definen la calidad de un vino”

V: ¿Cuáles fueron sus inicios en el mundo del vino?

La familia tenía una bodega en Ribera del Duero. Es por eso que decido formarme para poder llevar en un futuro la parte técnica y comienzo  mis estudios de Enología en la Escuela de La Vid y El Vino en Madrid. Mi primera elaboración fue en el año 1993, bajo la tutela del reconocido enólogo Don Luis Diez Gamito.  Actualmente llevo la dirección técnica de la bodega que tenemos en la Denominación de Origen Arlanza, Bodegas Lerma, desde el año 1998 y en 2014 arranco con el nuevo proyecto, Bodegas Nabal, en Gumiel de Izan, bajo la Denominación Ribera del Duero.

V: Una Denominación de Origen y una varietal de uva.

Hay muchas denominaciones de origen, casi todas de pequeño tamaño, que están haciendo las cosas muy bien, están dando un ejemplo del valor que tiene apostar por una tierra y ser capaz de adaptarse a sus condiciones buscando la mayor calidad posible. Pero si tengo que elegir voy a decantarme por la que más cerca tengo y a la cual estoy ligado desde mi infancia, la Denominación de Origen Arlanza, ejemplo de lo que antes he comentado y que posee unas condiciones que hacen que sus vinos tengan una personalidad excepcional.

Y con las variedades me voy a salir de la zona de confort y me quedaría en blancas con la Godello, por potencial aromático y en tintas con Merlot, que en coupage con nuestra Tempranillo hace unos vinos muy elegantes.

 V: Qué deberíamos aprender de los vinos extranjeros y qué les podemos enseñar?

Sabemos que el principal problema en España es la comercialización, a pesar de tener unos vinos de una calidad excelente nos faltan muchos kilómetros para llegar al nivel de otros países. Tenemos que aprender a creer en nuestro producto, no sólo tenemos que  vender vino, podemos  vender cultura, podemos vender suelos, clima, hay que vender tradición y de eso en España vamos sobrados, sólo nos falta creérnoslo. Enseñarles, pues no creo que tengamos que enseñarles nada, simplemente debemos demostrarnos a nosotros mismos que nuestro producto tiene un valor y debemos de ser capaces de posicionarnos en un mercado cada vez más intenso y exigente. No todo vale en el mundo del vino y hay que mantenerse firmes en seguir buscando la mayor calidad posible.

V: Un vino español y otro extranjero que se llevaría a una isla desierta.

Lo típico sería algo que fuera refrescante pero el futuro en una isla desierta no lo veo nada alentador y por lo tanto voy a darme un homenaje.

Como vino español me voy a quedar en la Ribera del Duero, me llevaría un vino de la Bodega de Valderiz, Tomás Esteban, 2005, un vino potente y elegante que  seguro me transportará a mis raíces y a la tierra de dónde vengo.

Y como vino extranjero un Château d’Yquem, 2006, un Sauternes que sin duda me hará sentir que simplemente por eso vale la pena estar en esa isla.

V: ¿Parker o Peñín?

(Silencio para pensar…) No voy a decir que no creo en gurús, no voy a decir que no vale para nada y todas estas cosas que se suelen oír, voy a decir que la aptitud de un vino no la puede determinar un jurado, es algo tan subjetivo que considero que estas condecoraciones no definen la calidad de un vino. Que ayudan a su comercialización, por su puesto, y por ello casi todas las bodegas presentamos nuestros vinos a concursos, pero jamás va a afectarme que mis vinos sean más o menos premiados, mejor o peor referenciados por “gurús” del vino. Considero que la mejor medalla es ver que la gente disfruta con tus vinos, que te paran y te dicen: “el otro día probé tu vino joven y me encantó…”, por ejemplo.

 

V: El mejor maridaje para sus vino.

 Siempre digo que el maridaje no son reglas son emociones, pero teniendo en cuenta que nos encontramos Burgos, no podemos obviar que debe haber una armonía entre el vino y la cocina castellana, donde los guisos son muy elaborados y de fuego lento, el rey de la cocina es el lechazo asado, y la carne de caza no falta en una buena comida. Por eso el perfil de nuestros vinos está diseñado  para equilibrar estos platos, vinos con potencia, estructura y volumen en boca, con una complejidad que potencia el sabor de nuestra gastronomía.  Elaboramos un vino joven con 5 meses de barrica (Nabal Roble)  que funciona perfectamente para una tarde de pinchos y un Rosado (Nabal Rosé) que es el aliado ideal para una barbacoa o un menú japonés.

 

V: Bodega o Viñedo.

 Es como pensar en mojar un huevo frito sin pan, inconcebible pensar por separado, obviamente cada uno tiene su encanto. He dedicado mucho más tiempo al trabajo en Bodega, me gusta el ritmo que se respira en vendimias dentro de la bodega. Aunque debo confesar que soy hombre de campo, me gusta el monte, de los que lleva el coche siempre lleno de barro por lo que si tuviera que elegir me quedaba en el viñedo.  Estoy seguro que para hacer un gran vino primero hay que escuchar al viñedo y luego seguir mimando el vino en bodega.

V: Un personaje histórico con el que le hubiera gustado tomar un vino.

 Pues voy a rendir homenaje, como buen atlético que soy, al gran Luis Aragonés. Al margen del terreno deportivo, admiro su capacidad motivadora, su afán de hacer equipo, de salir a ganar…creo que son aptitudes fácilmente extrapolables al trabajo en una bodega. Creía y luchaba por lo que hacía, daba identidad y creaba pasión, era humilde pero firme,  por eso y por volver a escucharle alguna de sus frases me tomaría un vino con Luis Aragonés.

 

V: ¿Qué considera más importante, variedad o terruño?

Volvemos al huevo frito sin pan jajajaja. Lo principal es saber el suelo que uno pisa, que tiene ese suelo y que le falta, que condiciones climáticas, el entorno, las características químicas de ese suelo… y una vez que sé lo que hay debajo se determina que ponemos encima, que planta, no sólo variedad sino patrón que se adapte mejor a ese suelo y esa variedad. Es un triángulo constituido por suelo, clima y planta que debe estar en equilibrio para obtener la máxima calidad.

 

V: ¿Qué debemos hacer para que en España se vuelva a beber vino?

CULTURA DEL VINO (así en mayúsculas y negrita), falta cultura del vino, y mucha. Para valorar un producto hay que conocerlo, saber lo que cuesta hacerlo, entender el esfuerzo y sobretodo ser conscientes de lo anclado que está el vino en nuestra cultura. Cualquiera, en cierto grado, tiene o ha tenido antecedentes relacionados con el mundo del vino. La gente joven que es reacia a dar la oportunidad de tener el vino como bebida habitual en dosis moderas es porque no sabe, no conoce y no le interesa. Hay que despertar curiosidad, hay que inyectarles la pasión que los que a esto nos dedicamos que transmite este mundo. Por parte de las bodegas hay que buscar vinos de calidad siempre, ofertar vinos para un sector que se inicia que demanda ligereza y por supuesto no olvidarse de bajar los pies a la tierra y no especular con los precios.

 

V: ¿Cree positivo el intrusismo en el mundo del vino (“famosetes” metidos a bodegueros)?

Si tiene que funcionar una bodega no va a depender del nivel de “popularidad” que posean los gerentes de esas bodegas, porque principalmente suelen ser dueños y no bodegueros. El tiempo pone a cada uno en su lugar y el ser famoso no te hace inmune al descenso a segunda por mucho dinero que se tenga. Lo que está claro que los medios ayudan  y la marca la tienes ganada, pero después de eso toca currar, si no vas al hoyo.

 V: ¿Qué opina de la introducción de variedades foráneas en España?

Lo que está claro es que si algo lleva toda una vida creciendo en un lugar y funcionando es porque está bien adaptado, por su puesto creo que podemos encontrar microzonas que puedas presentar características óptimas para la adaptación de otras variedades foráneas, empleadas como variedades mejorantes y que hacen que los vinos sean más completos y complejos.

V: Menos ayudas comunitarias para la modernización del viñedo, importantes excedentes en las bodegas, bajadas de precios y de consumo… ¿Cómo cree que evolucionará el negocio?

No considero que haya excedentes en las bodegas, el vinos al final se vende, lo malo son las condiciones en las que se vende. Es lo que comentaba antes, hay que evitar la especulación y darle el valor justo a nuestro producto. El tema del viñedo es cierto que hay menos ayudas pero hay que decir en su favor que se mantiene el objetivo principal de estas ayudas que van encaminadas a la producción de uvas de calidad. Los precios son bajos por el mismo motivo, llevamos muchos años jugando a bajar los precios a niveles irrisorios con tal de aumentar el consumo y las ventas, por creer que seremos más competitivos y es un grave error ya que el problema no deriva del precio del producto sino de los excesivos incrementos que sufre hasta llegar al consumidor final. No pienso que sea un mal momento para el mundo del vino, cada vez se está trabajando más por fomentarlo, pero si considero que las denominaciones se deben centrar un poco y más todavía a nivel nacional, debemos caminar todos en la misma dirección y sumar esfuerzos. La publicidad en los medios no ayuda y parece que importa más las fiestas de los jugadores de fútbol que la difusión de productos con denominación y de elevada calidad que tenemos,  no sólo el vino.

 V: ¿Cómo piensa que debemos acercarnos al joven consumidor? ¿Cree que el esnobismo que algunos han querido introducir en el vino ha perjudicado al consumo por parte de los jóvenes?

Lo que está claro es que hay que huir de la palabrería, dejar a un lado la excesiva “tontería”  que se oye cuando unos cuantos se reúnen a tomar unos vinos. Los vinos tienen que gustarte o no gustarte, acompañar una comida o amenizar una tarde entre amigos.  Está claro que luego está la cata, pero hay que saber enfocarla según el público, no es lo mismo lo que busco yo con mi equipo en una cata de bodega que lo que quiero transmitir al consumidor final en una visita guiada. Un ejemplo muy bueno de este tipo de esnobismo es el libro titulado “La cata” de Roal Dalh, totalmente recomendado para sibaritas de pacotilla.

 V: ¿A qué le da más importancia a la hora de comprar un vino, a una zona vitivinícola en concreto o a la calidad del propio vino sea de donde sea?

Soy de los que me gusta probar cosas distintas y valorar por lo que me dicta el paladar. Hay mucho por descubrir y para ello hay que buscar cosas nuevas sin abandonar los clásicos que ya forman parte de la bodega personal de cada uno. Denominaciones pequeñas, nuevas viticulturas, bodegas nuevas y jóvenes aventureros que se lanzan a probar nuevas elaboraciones.  Creo que la tendencia del consumidor final se basa en una filtración muy inmóvil que es precio, denominación y por último calidad. Ese es el problema. Siempre hay que anteponer la calidad, pero la calidad de un vino no se conoce hasta que se prueba y para eso hay que abrir la mente y apostar por lo desconocido también.

V: Cómo ve la evolución en el mercado de los vinos biodinámicos? ¿Cree que el consumidor los sabe diferenciar de los vinos ecológicos simplemente por el factor “eco”, porque son más caros, porque son naturales, o porque no llevan aditivos?

No trabajo con biodinámica, considero que es una alternativa muy interesante pero sinceramente no la veo muy adaptable a bodegas con niveles altos de producción, tal vez sea por el desconocimiento. Si  es cierto que tengo curiosidad, que me apetece saber más y conocer los principios de esta viticultura. A modo “amateur” me dejo llevar un poco por el calendario lunar y sus fases para  tomar decisiones a la hora de trabajar en bodega pero vamos nada más lejos de la curiosidad. Conozco la forma de proceder de mis viticultores y estoy seguro que mis vinos son más ecológicos que algunos que llevan el sello. Un sector cada vez mayor, en el que me incluyo, buscamos vinos elaborados de manera responsable, siguiendo criterios de sostenibilidad. Ante todo hay que respetar la materia prima y no olvidar de donde obtenemos el vino. “La Tierra no es una herencia de nuestros padres, sino un préstamo de nuestros hijos.”, dice un proverbio Indio y creo que el secreto está en el respeto y en no pensar que ya vendrán otros a arreglarlo.

 

V: Suponiendo que coincida conmigo en el hecho de que la presencia del vino español en el exterior debería ser mucho mayor (en muchos países salimos derrotados por goleada si nos comparamos con franceses, italianos o chilenos), ¿cuál cree usted que sería la estrategia a seguir para tratar de incrementar la venta de vino con Denominación de Origen en estos países?

Necesitamos que nos conozcan, estar presentes en cuantos más sitios mejor, necesitamos apoyo estatal para la promoción de producto y facilidad burocrática para la comercialización. Pero sobre todo, necesitamos solucionar el problema en casa para saber como solucionarlo fuera, hay que aprender de estos países, sus estrategias pero sobre todo manteniendo la calidad y no haciendo pifias para poder vender.

V: ¿Cómo cree que afectará al futuro del vino el cambio climático y qué propuestas deberían incentivar las bodegas para combatirlo?

La temperatura no deja de subir, hay variaciones en los patrones de las  precipitaciones, lo que varía el contenido hídrico del suelo. La concentración de CO2 es cada vez mayor.

Nos encontramos, sin lugar a dudas, en un momento crucial en el que está en juego el futuro de las próximas generaciones. Hay que tomar conciencia real de los efectos devastadores del cambio climático y actuar. Debemos cambiar nuestro estilo de vida como individuos, como sociedad y como sector. El modelo de nuestra economía de ganancia a cualquier coste y de manera inmediata debe dejar paso a una visión más universal y humanista del desarrollo, que exige contemplar muchas perspectivas del progreso, del bienestar, de la salud y del mundo que legaremos a nuestros hijos.

El cambio climático es, sin lugar a dudas, la mayor amenaza para la industria del vino en general, y para la viticultura en particular.

Será necesario adaptar la viticultura a las nuevas circunstancias climáticas, desplazando los viñedos, si fuera posible, más hacia el norte y buscando altitud y temperaturas más frías, también si fuera posible. Nos tocará cambiar variedades incluso buscar nuevas variedades que se adapten mejor. Lo que está claro es que “cuanto más cuidemos la tierra mejor vino obtendremos”.

 

Quesos Rebollin: Artesanía Asturiana

Los quesos artesanos de la marca Rebollín, son elaborados por la Cooperativa Agropecuaria Agrovaldés S.C.L. La idea de crear una quesería artesanal nace en 2008; fruto del deseo de expansión y crecimiento de la Cooperativa, la cual proporciona piensos compuestos a sus socios ganaderos. Con la expansión vertical son capaces de crear un producto de calidad y con valor añadido.

Las vacas, de las que proceden la leche que compone sus quesos, se encuentran en las montañas de Asturias, un paraje natural donde se dan numerosos y buenos pastos para la alimentación de éstas; es una zona de producción de la Denominación de Origen Protegida Afuega’l Pitu. Para la elaboración de los quesos, apuestan por la última tecnología pero conservando las antiguas tradiciones que caracterizan y distinguen los quesos de esta zona, ambos conceptos se interrelacionan en sus modernas instalaciones de La Espina (Salas). El valor de la producción tradicional no es el único factor diferenciador de estos quesos, todos ellos poseen D.O.P. Afuega’l Pitu además de la marca de calidad Alimentos del Paraíso.

El packaging es otro factor distintivo, apuestan por diferenciarse a través del color y de la caja de cartón, siendo estos distintos dependiendo del tipo de queso. Actualmente, la quesería artesanal goza de una gran popularidad en su región natal, Asturias, con predominio del consumo de Atroncau Afuega’l Pitu; también cuentan con algún distribuidor en Madrid, procurando su expansión nacional completa.

1417012270-anuncioingenieros

En el territorio nacional triunfa el Queso Fusión Sidra, el cual también se distribuye en Estados Unidos, y Afuega’l Pitu Atroncau Blanco (D.O.P) – elaborado con leche de vaca pasteurizada, en pastos situados en las cuencas bajas del río Narcea y Nalón. El nombre “atroncau” procede del bable y describe la forma cónica. El color blanco con tendencia amarillenta y la consistencia de éste dependen de su tiempo de maduración. Ha recibido el Cincho de Oro 2008, en la categoría de quesos frescos de coagulación ácida. Los premios Cincho de Castilla y León son considerados los más importantes del panorama nacional. Nota de Cata:

  • Vista: Color blanco con tendencia amarillenta.
  • Nariz: Aroma suave, característico, que aumenta con la maduración.
  • Boca: Sabor ligeramente ácido, poco o nada salado, cremoso y bastante seco, resulta pastoso y astringente a su paso por la garganta.

 

Afuega’l Pitu Atronca Rojo (D.O.P) – queso a base de leche de vaca pasteurizada, cuajo, pimentón, sal y fermentos. Posee una intensidad de sabor que aumenta con la maduración, se constituye como uno de los más afamados quesos tradicionales de Asturias. Caracterizado por ser de pasta blanda y ácida, y corteza enmohecida. El nombre “atroncau” procede del bable y describe la forma cónica. Nota de Cata:

  • Vista: Color rojo anaranjado.
  • Nariz: Aroma suave, característico y aumenta con la maduración.
  • Boca: Sabor ligeramente ácido, cremoso y bastante seco, fuerte y picante debido a la adición del pimentón. Resulta pastoso y astringente a su paso por la

5-505x400

 

Fusión Sidra – es un producto que aúna dos de las materias primas más representativas de Asturias: la leche de las vacas que pastan en las montañas del Principado y la sidra natural, fruto del prensado de la manzana. Dos alimentos nutritivos, complementarios, de reconocido prestigio nacional e internacional. Ambos elementos se combinan mediante un innovador proceso que ha sido creado por la propia quesería. Nota de Cata:

  • Tacto: Al tacto es tierno y sedoso.
  • Nariz: Su aroma tiene toques florales y frutales, resultado de la armonización e integración con la sidra.
  • Boca: Elegante combinación en boca, conjugando un sabor sutil con leves recuerdos de manzana, acompañado del carácter láctico y mantecoso de la leche de vaca.

Como una Cabra – Producido con leche de cabra de pastos asturianos, es un queso semicurado de cabra, elaborado por coagulación enzimática. No posee ningún recubrimiento o aditivo adicional. A parte de leche, también lleva fermentos aromáticos, cloruro cálcico, cuajo y sal. Nota de Cata:

  • Vista: Interior de color blanco y corteza blanca o ligeramente amarillenta.
  • Nariz: Aroma característico de la leche de cabra.
  • Boca: Ligeramente ácido y en equilibrio dulce/salado. Textura suave y cremosa, compacto al corte.

Cunqueiro,”Un vino para cada ocasión”

Cuenta la leyenda que personajes mitológicos gallegos habitaban en las cuencas del río Miño, tales como hechiceras y hombres pez. A día de hoy todavía puedes revivir aquellos tiempos mágicos, solo tienes que probar uno de los místicos brebajes de Bodegas Cunqueiro para quedar hechizado por un sabor elaborado con uvas de distintos parajes pertenecientes a este caudaloso e increíble río.

El objetivo principal de esta bodega es elaborar y embotellar vinos de primera calidad y situarse en mercados de élite, pero su sueño va más allá y con la ayuda de sus tecnológicas instalaciones lograrán que sus brillantes obras se conviertan en tu mejor opción de compra si lo que buscas es “calidad”.

El vino tinto Anciño Bord es fruto de la combinación de La Garnacha y Mencía elaborado tradicionalmente. Un vino que nos hará disfrutar por su personalidad. Su suave y fresco sabor afrutado junto con su bajo precio causarán tanto en tu paladar como en tu bolsillo un mismo efecto, felicidad.

La variedad de uva Torrontés es una de las mejores y más versátiles de blancos del Ribeiro. Mediante una cuidada selección de los mejores racimos surge lo imposible…el vino blanco Máis de Cunqueiro, personalidad purificada y exclusividad única. Con un sabor potente, frutoso, fresco y graso podemos afirmar con la cabeza bien alta que sí… te encantará.

mais

El vino blanco Cuqueira sabe conjugar como nadie lo clásico y lo moderno en su misma esencia. A Cuqueira es una de las zonas vitícolas más antiguas del Ribeiro, cuyo microclima convierte lo “extraordinario” en un vino a tu alcance que transmite la historia de su tierra como nadie. Tanto su sabor como su olor son una verdadera fiesta de multitud de frutas que se chocan constantemente desprendiendo un único mensaje… “la grandeza de su sencillez reside en su pasado”.

cuqueira

Lagar de Besada: Sentir el Albariño

Lagar de Besada es una bodega familiar que desde sus comienzos en los 80´s se encarga de la elaboración de grandes vinos con estilo propio.

Fue una de las primeras bodegas adheridas  y tomó como seña de identidad la variedad Albariño. La calidad de las mejores uvas de Albariño junto con una cuidada elaboración y un tiempo de reposo en depósito dan como resultado una serie de vinos únicos en el mundo en donde el llamado “emparrado tradicional” es el método de conducción que maximiza la exposición al sol de las hojas.

Vino Blanco Baladiña 2013Es sin lugar a dudas la elegancia hecha vino, con un punto extra de complejidad y un intenso olor que recuerda a la brisa del atlántico.Su color amarillo con tonos dorados de uva madura encaja bien con su refrescante y sabroso sabor.

Brut Burbujas de BaladiñaLagar de Besada puede estar orgulloso de su trabajo, ya que son los primeros elaboradores de vino espumoso de calidad 100% albariño.

Después de mucho esfuerzo y trabajo crearon su gran espumoso a inicios de 2016, el Burbujas de Baladiña, un vino donde el equilibrio, la armonía y la elegancia se unen durante una crianza sobre lías de 24 meses que le dan un color amarillo pálido, con reflejos dorados, aroma a limón confitado y burbuja fina y elegante.

Aguardiente Caña de BaladiñaUtilizando el bagazo resultante de la vinificación como materia prima y sometido a un proceso de destilación tradicional a fuego surge este potente aguardiente de color cristalino y frescura monovarietal bagazo de albariño.

El Vino Tinto David Ballesteros es un 100% Tempranillo de viñedos en vaso con edad media de 20-25 años. Parcelas pequeñas situadas en el municipio burgalés de La Aguilera. El rendimiento por hectáre 3.000-5.000 Kg por hectárea. Se realiza una vendimia manual en cajas de 15 kg y su posterior elaboración con fermentación alcohólica contralada. – See more at:

 

 

 

La Sahita, “El comienzo de un fin: La calidad”

La finca “La Sahita”, se encuentra situada en el corazón de Extremadura, donde gracias a su inmejorable clima y particular suelo, propicia unas condiciones únicas para el cultivo del olivo. En alimentación, la calidad del origen lo es todo, por lo que el aceite es embasado bajo pedido.

¿Quién dijo que juntar dulce y salado no sería una brillante idea?

En colaboración con grandes maestros chocolateros Sahita ofrece su legendario chocolate. Con un 70% de cacao, elaborado con aceite de oliva virgen extra de la variedad arbequina y con pipas tostadas, la tableta de pipas con sal de maldon presenta una textura extremadamente suave en el paladar y un sabor de contrastes que lo convierten en pura personalidad, ya que es fácilmente diferenciable de muchos otros chocolates.

Aquí tienes una riquísima receta con este manjar:

Canapés de chocolate Sahita y sal

El modo de hacerlo es facilísimo. Primero hay que tostar el pan. Mientras, romper onzas de chocolate y deshacer el chocolate al fuego y bañar el pan tostado. Guardarlo en nevera para que esté bien frío y el chocolate se vuelva crujiente. Regar con nuestro AOVE y poner un poco.

crrep

La Sahita no se compone solo de experiencias gastronómicas…

Si sus productos tienen personalidad no es solo por su mezcla de sabores aparentemente opuestos. Todos sus productos son saludables, garantizado por el sello Smoil, un sello que avala la calidad certificada.

Si te pica la curiosidad prepárate porque te va a picar más…

Atrévete a probar las guindillas riojanas con aceite Picual de Sahita, una verdadera joya de suave picante y con un alto poder nutritivo. Están  elaboradas de forma artesanal manteniendo la tradición y los mismos procesos de desecado y conservación que los que se utilizaban antiguamente en los hogares.

Como habrás podido comprobar hay algo que siempre está presente, algo que sin duda es la esencia de todos los productos de La Sahita.

Todos los productos están directamente relacionados con el aceite de oliva virgen extra, un aceite saludable que ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares y que debemos recalcar por su inigualable utilidad en cada uno de los manjares de los que te hablamos.

Hamburguesa rellena y Mayonesa de guindillas

ham

Para la hamburguesa:

Picamos la pulpa de las olivas y los tomates secos, reservamos. Aliñamos la carne con la sal, la pimienta y amasamos 5 min. Luego hacemos hamburguesas de 150 gr, rellenamos con la picada de tomate, oliva y cerramos bien.

Para la mayonesa de guindilla:

En un vaso de túrmix cascamos el huevo y vamos añadiendo el AOVE en forma de hilo para que no se corte. Al final añadimos el aceite de guindillas hasta formar una buena emulsión.

Marcamos bien nuestra hamburguesa, dorada por fuera y jugosa por dentro. Y acompañamos de la mayonesa con un toque picante.

 

Dando personalidad a la esencia de La Sahita

En primer lugar tenemos el aceite arbequina, cuya suavidad hace que se deslice por la totalidad de la lengua como si de una caricia se tratara. En nariz nos encontramos con descriptores de notas que evocan un prado verde. Estamos ante un suave aceite armónico y equilibrado que combina a la perfección las características de la variedad arbequina y de los aceites bien elaborados.

El aceite morisca pone fin a este espectacular viaje gastronómico. En nariz encontramos un aceite complejo con descriptores que tienen notas maduras y dulces. La complejidad de este aceite se acentúa en boca. Presenta un color amarillo y tiene un amargo equilibrado que en definitiva evoca la grandeza de la esencia de La Sahita.
Ensalada De Pasta Con Pesto De Aceite Sahita

ensalda

Tritura la albahaca, los ajos y los piñones hasta conseguir una pasta homogénea. Añade 60ml de aceite de oliva y bate para darle a la pasta una consistencia cremosa. Incorpora el resto del aceite poco a poco, en forma de hilo no, sin dejar de batir para conseguir una emulsión perfecta. Añade los quesos y remueve con una cuchara de madera. Prueba y añade sal y pimienta si fuera necesario. Para hacer una salsa al pesto más sabrosa, añade una o dos cucharadas de nata líquida y mezcla.

¡Bon Appetit!